calculadora

CULPABLE EL CONCURSO DE UNA PERSONA QUE MINTIÓ Y OCULTÓ INFORMACIÓN

En el caso que hoy venimos a exponer, el juzgado ha calificado como culpable el concurso del solicitante y además le ha inhabilitado para administrar bienes ajenos y también para representar a cualquier persona durante un plazo de 2 años.

La Ley de Segunda Oportunidad permite la exoneración del pasivo insatisfecho, es decir, la cancelación de las deudas, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos. Entre ellos, se encuentra primordialmente que el deudor lo sea de buena fe.

De acuerdo con el artículo 487 del TRLC, se considera que un deudor es de buena fe cuando:

  1. Que el concurso no haya sido declarado culpable. No obstante, si el concurso hubiera sido declarado culpable por haber incumplido el deudor el deber de solicitar oportunamente la declaración de concurso, el juez podrá conceder el beneficio atendiendo a las circunstancias en que se hubiera producido el retraso.

  2. Que el deudor no haya sido condenado en sentencia firme por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los diez años anteriores a la declaración de concurso. Si existiera un proceso penal pendiente, el juez del concurso deberá suspender la decisión respecto a la exoneración del pasivo insatisfecho hasta que recaiga resolución judicial firme.

La sentencia del juzgado ha considerado la existencia de «inexactitud grave» en los documentos que han sido aportados por el solicitante. Y es que, nada menos que la deuda real triplicaba la declarada en la solicitud.

Además, existía un importante retraso en la presentación de la solicitud de la declaración del concurso. Prueba de ello es que la deuda más notoria del concursado le fue reclamada judicialmente en el año 2010, y el concurso no se presentó hasta el año 2019.

Esto indudablemente comporta un claro perjuicio para los acreedores y un aumento de la deuda así como de sus intereses.

Finalmente, otro de los hechos clave que el juzgado ha tenido en cuenta para la calificación como culpable es que se procedió a la venta de bienes en periodo concursal sin la debida autorización. Se desconocía el importe de la venta y el destino del dinero.

Por tanto, de acuerdo con el artículo 455 TRLC, se declara el concurso como culpable, además de la referida inhabilitación.

Como conclusión, aunque resulta más que evidente en esta ocasión, es que las solicitudes sean clara y lo más ajustadas a la realidad posible y por supuesto, obrar de buena fe con arreglo a lo dispuesto en el TRLC.

 

 

Elcarte&González 


Para cualquier duda o consulta que le pueda surgir en relación a este tema, no dude en ponerse en contacto con nosotros.